coherente

En un mercado lleno de competidores y continua innovación, se diferencia quien es fiable y creíble. Con tanta cantidad y variedad de ofertas similares, se opta por un producto no sólo por su calidad. Aquí entran también otros criterios: simpatía, confianza, dinamismo, dominio del mercado. Estas asociaciones se consiguen creando una imagen homogénea en la percepción de clientes, medios, multiplicadores, socios, inversores, empleados… Esta imagen se internaliza cuando es verídica, coherente y en línea con los valores de la empresa.

 

claro

En tiempos de numerosos soportes de comunicación y de nuevas tecnologías, en el que los mercados se diversifican e internacionalizan cada vez mas, el cliente es más caprichoso, decide más rápido, no se toma mucho tiempo para comparaciones y análisis al elegir. No es fiel a marcas. Diferentes perfiles culturales, sociales e intelectuales hacen necesario que una marca sea fácil de percibir y de entender.

 

intuitivo

Una marca atractiva tiene que ser fácil de recordar y distinguir, sus atributos se deben asociar de manera intuitiva. Es perfecta si desde su diseño y mensaje transmite simpatía, fiabilidad y fuerza.

 

medios

• desarrollo de perfiles, concepto de imagen corporativa, concepto de producto
• desarrollo de logotipo y marca corporativa
• presentación y lanzamiento, análisis de mercado